lunes, 17 de octubre de 2011

En honor a Akira Kurosawa

Akira Kurosawa  nació el 23 de marzo de 1910 y murió el 6 de septiembre de 1998, fue uno de los más célebres directores de cine de Japón. Comenzó su carrera con Sugata Sanshiro (La leyenda del gran Judo), dirigió más de 30 películas, entre ellas algunas tan conocidas como Los siete samuráis, Rashōmon o Dersu Uzala. En 1990 recibió un Óscar honorífico por su trayectoria.

Akira fue el séptimo hijo de Isamu y Shima Kurosawa. Nace en el distrito de Omori en Tokio. Shima Kurosawa, la madre, tenía cuarenta años cuando nació Akira, y su padre Isamu, cuarenta y cinco. Akira Kurosawa creció en una casa llena de parientes, ocupada por sus padres, uno de sus hermanos mayores y tres de sus hermanas. De los hermanos restantes, uno había fallecido antes de que naciera Akira, y otros dos (uno de los hermanos y una de las hermanas) ya se habían independizado.
Su padre era el director de un instituto del ejército japonés, y la propia familia Kurosawa descendía de una línea de antiguos samuráis. Desde el punto de vista económico, su situación era superior a la media. Kurosawa era un admirador de la cultura occidental, tanto en los programas deportivos que organizaba, como en su afición al cine, que acababa de ser introducido en Japón en aquella época. Incluso cuando más adelante la cultura japonesa renegó de las películas occidentales, siguió pensando que constituían una experiencia educativa positiva.
 



En la escuela primaria comenzó a dibujar bajo la tutela de un profesor que se interesó por su talento. Su hermano mayor, Heigo, tuvo también un profundo impacto en él: Heigo era muy inteligente, ganó varias competiciones académicas, pero tenía también lo que podría denominarse un "lado oscuro" o "cínico".

En 1923, el gran terremoto de Kantō destruyó Tokio y mató a más de 100.000 personas. Heigo, de 17 años, y Akira, de 13, pasearon juntos entre la devastación. Los cadáveres de humanos y animales se apilaban en cualquier rincón. Cuando Akira intentó apartar la vista, su hermano Heigo le obligó a sostenerla. Kurosawa recordaría más tarde que esta experiencia le enseñó que mirar de frente a lo que lo aterraba, era el modo de vencer su propio miedo.
Heigo pronto comenzó una carrera en los cines de Tokio como benshi, o narrador de películas mudas para el público japonés. Sin embargo, con la llegada del cine sonoro, el trabajo de los benshi comenzó a desaparecer, lo que llevó a Heigo a intentar organizar una huelga que fracasó. Akira también estaba implicado en las luchas de sindicatos, escribiendo varios artículos para un periódico, al mismo tiempo que perfeccionaba su destreza como pintor. A pesar de estas actividades, que el mismo calificaría de "imprudentes" más adelante, nunca se consideró a sí mismo como un "comunista".
Cuando Akira acababa de cumplir los 20 años, su hermano Heigo se suicidó, y cuatro meses más tarde murió el mayor de sus hermanos, dejando a Akira como el único hijo varón sobreviviente. La hermana inmediatamente mayor de Akira, a la que él llamaba "pequeña hermana mayor", también había muerto repentinamente cuando él sólo tenía diez años de edad.

En 1938 Kurosawa se enteró de la existencia de un programa de aprendices de director, en un gran estudio de cine, Tōhō. Fue contratado y trabajó como ayudante del director Kajiro Yamamoto. Después de su debut tras las cámaras con Sanshiro Sugata (La leyenda del gran judo), sus siguientes películas fueron cuidadosamente supervisadas por el belicista gobierno japonés, e incluyeron frecuentemente temas nacionalistas. Así por ejemplo, Ichiban utsukushika (La más bella) era una película de propaganda sobre unas mujeres trabajando en una fábrica militar. También la segunda parte de la saga de "el gran Judo" ha sido interpretada como una película explícitamente anti-estadounidense, por retratar al judo japonés como superior al boxeo estadounidense u occidental.
En cambio, su primera película post-bélica, Waga seishum ni kuinashi (No añoro mi juventud) es crítica con el anterior régimen japonés, ya que trata sobre la mujer de un disidente izquierdista, arrestado por sus tendencias políticas.

 

En Vivir (Ikiru), por ejemplo, Kurosawa critica fuertemente a los funcionarios públicos y sus políticas, así como la forma en que malgastan el tiempo. Kurosawa hizo muchas otras películas que trataban del Japón de su tiempo, en especial Yoidore tenshi (El ángel borracho) o Nora inu (El perro rabioso). Sin embargo, sería una película de género policial, Rashōmon la que le haría conocido internacionalmente, al ganar el León de Oro en el Festival de cine de Venecia en 1951.

Kurosawa tenía una técnica cinematográfica propia, que desarrolló en la década de 1950, y que le había dado a sus películas un aspecto único.
Le gustaba emplear lentes de teleobjetivo, por el modo en que aplanaban el encuadre y porque creía que situando las cámaras lejos de los actores se lograban mejores interpretaciones.
También le gustaba usar varias cámaras al mismo tiempo, lo que le permitía filmar un mismo plano desde distintos ángulos.
Otra peculiaridad del estilo de Kurosawa era el empleo de los elementos meteorológicos en sus películas, como la fuerte lluvia en la escena inicial de Rashōmon y en la batalla final de Los siete samuráis, el calor intenso en El perro rabioso, el viento helado en Yojimbo (El mercenario), la lluvia y la nieve en Ikiru (Vivir) o la niebla en Kimonosu-jo (Trono de sangre).
Akira Kurosawa era también conocido como Tenno (literalmente, "El Emperador"), por su estilo dictatorial como director. Era un perfeccionista que 
 dedicaba enormes cantidades de tiempo y esfuerzo para lograr el efecto visual deseado.

En Rashōmon, por ejemplo, tiñó el agua con tinta negra para lograr el efecto de lluvia intensa, y terminó empleando todo el suministro de agua de la zona para crear una tormenta. En Trono de sangre, en la escena final en la que Toshirō Mifune es alcanzado por las flechas, Kurosawa empleó flechas reales disparadas por arqueros expertos desde cerca, que se clavaron a sólo unos centímetros del cuerpo de Toshiro Mifune. En Ran hizo construir todo un castillo en las laderas del Monte Fuji, sólo para quemarlo hasta los cimientos en la escena clímax de la película.
                                                                      


Filmografía
     Sugata sanshiro, 1943. (La leyenda del gran Judo)
  • Ichiban utsukushika, 1944. (La más bella)
  • Zoku sugata sanshiro, 1945. (La nueva leyenda del gran Judo)
  • Tora-no-o fumu otokotachi, 1945. (Los hombres que caminan sobre la cola del tigre)
  • Asu o tsukuru hitobito, 1946. (Los que construyen el porvenir)
  • Waga seishum ni kuinashi, 1946. (No añoro mi juventud)
  • Subarashiki nichiyobi, 1947. (Un domingo maravilloso)
  • Hantāsamurai (ハンターサムライ), 1947. (El cazador de samuráis)
  • Yoidore tenshi, 1948. (El ángel ebrio)
  • Shizukanara ketto, 1949. (Un duelo silencioso)
  • Nora inu, 1949. (El perro rabioso)
  • Shubun, 1950. (Escándalo)
  • Rashōmon,1 1950
  • Hakuchi, 1951. (El idiota)
  • Ikiru, 1952. (Vivir)
  • Shichinin no samurai, 1954. (Los siete samuráis)
  • Ikimona no kiroku, 1955. (Crónica de un ser vivo)
  • Kimonosu-jo, 1957. (Trono de sangre)
  • Donzoko, 1957. (Los bajos fondos)
  • Kakushi toride no san-akunin, 1958. (La fortaleza escondida)
  • Warai yatsu hodo yoku nemuru, 1960. (Los canallas duermen en paz)
  • Yojimbo, 1961. (El mercenario)
  • Tsubaki Sanjuro, 1962. (Sanjuro)
  • Tengoku to jigoku, 1963. (El infierno del odio)
  • Akahige, 1965. (Barbarroja / Bondad humana)
  • Dodes ka-den, 1970.
  • Dersu Uzala, 1975. (El cazador)
  • Kagemusha, 1980. (La sombra del guerrero)
  • Ran, 1985. (Caos)
  • Los Sueños, de Akira Kurosawa, 1990. (Sueños)
  • Hachi-gatsu no kyōshikyoku, 1991. (Rapsodia en Agosto)
  • Madadayo, 1992. (Espera un poco / Todavía no)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada